­BATERÍAS DE ESTADO SÓLIDO: EVOLUCIÓN O REVOLUCIÓN

Coche eléctrico, Industria, Tecnología

A pesar de que los coches eléctricos demuestra ser, a día de hoy, la mejor opción tecnológica para combatir las emisiones del transporte privado, como toda tecnología tiene aspectos mejorables.

DENSIDAD ENERGÉTICA


La densidad energética es la cantidad de energía por unidad de masa. Las baterías de iones de litio actuales, con sus variedades químicas, presentan como principal inconveniente que para poder aportar una autonomía suficiente necesitan un peso elevado, para algunos, excesivo.

Voces relevantes dentro del entorno, como Carlos Tavares, CEO de Stellantis llegó a manifestar en enero de 2.023 que el peso actual de los vehículos eléctricos es insostenible, siendo imprescindible una mejora en la densidad energética de las baterías que se utilizan en los mismos.

LA VELOCIDAD DE CARGA


A pesar de la más que notable evolución de las velocidades de carga, el tiempo necesario para cargar el vehículo eléctrico en un viaje por ejemplo, sigue siendo significativamente mayor a lo que es necesario en un vehículo de gasolina por ejemplo. 

Las arquitecturas eléctricas de vehículos de 800 voltios pueden resolver parcialmente este problema.
Con esta arquitectura se pueden alcanzar velocidades de carga de hasta 400 kW, lo que permitiría cargar, tal y como se anuncia en el Kia EV6 a velocidades de cuatro minutos y medio para conseguir 100 kilómetros de autonomía.

De momento algunos pocos fabricantes, y no en todos sus modelos, han apostado por estas arquitecturas eléctricas. (Kia EV6, Ioniq 5, Audi e-tron GT o Porsche Taycan).

QUÉ APORTAN LAS BATERÍAS DE ESTADO SÓLIDO

Las baterías de Estado Sólido pueden paliar en gran medida estos dos inconvenientes de la densidad energética y la velocidad de carga. Dos cuestiones que además están relacionadas, porque para qué una gran batería si tardo poco en cargar cuando se agota.

En cuanto a densidad energética este tipo de tecnología parece que puede aportar mejoras de entre un 30% y un 50%, tal y como anunció Stellantis en su presentación en el CES de Las Vegas de enero de 2.023, y que va muy en línea con otras voces dentro de la industria.

En términos de velocidad de carga también se estima se podrán conseguir mejoras sustanciales, de entre un 70 y un 80%. Con estas mejoras los tiempos de carga podrían llegar a ser de alrededor de 15 minutos, cifras que se empiezan a acercar a las equivalentes a los vehículos de combustión o que en cualquier caso no parecen traumáticas en la mayoría de los casos.

Pero no son estas las únicas ventajas, también parece que pueden aportar una menor degradación con el paso del tiempo. Las baterías de estado sólido sufren una menor pérdida de capacidad de carga a lo largo del tiempo, por lo que podrán soportar todavía más ciclos de carga sin pérdida de prestaciones.

Además, también hay que tener en cuenta qué ocurre una vez se ha dejado de utilizar, es decir, ¿qué hacer con las baterías de los coches eléctricos después de su vida útil? Algo muy importante a tener en cuenta para el futuro, si desechar o reciclar.


Todas estas ventajas habrá que ver cuándo y cómo se concretan, pero de ser ciertas estamos probablemente ante una evolución interesante.

CUÁNDO ESTARÁN DISPONIBLES

Como en todos los grandes cambios tecnológicos, una cosa es avanzar en el desarrollo, otra es tener un prototipo listo y otra muy distinta llevar la innovación a la producción en masa.

Más allá de la especulación, que cada cual puede llevar tan lejos como considere, aportamos algunas fechas anunciadas:

STELLANTIS

Carlos Tavares, CEO de Stellantis comentó que esperaba que sus nuevas bateríashttps://www.media.stellantis.com/es-es/corporate-communications/press/stellantis-completa-su-inversion-en-factorial-acelerando-aun-mas-el-impulso-a-la-electrificacion vieran la luz en 2.026.

TOYOTA


En el fabricante nipón afirman que esta tecnología podría estar lista para una producción limitada en 2.025, pero listas para la comercialización en 2.027-2.028. Consulte el detalle aquí.

BMW


Los bávaros anunciaban el 20 de enero que avanzaba a una nueva fase de investigación y desarrollo con Solid Power, y en este anuncio se decía que se espera poder aportar nuevas celdas para su testeo en 2.023



NISSAN


Nissan por su parte anunciaba que esperaba poder traer esta tecnología al mercado en 2.028


Como no tenemos una bola de cristal, no se puede decir cuándo estará completamente lista esta nueva tecnología, como no podemos asegurar cuántos de los potenciales beneficios se concretarán, pero parece poco probable que vayan a estar listas antes de 2.027 o 2.028. 

CONCLUSIÓN


La tecnología de baterías actual tiene lógicamente margen para evolucionar, como lo han tenido los motores de combustión desde que se empezaron a producir a finales del siglo XIX, pero eso no significa que no sean la mejor opción actual para una enorme cantidad de conductores.

Es perfectamente comprensible que se tengan dudas ante una inversión tan importante como un coche eléctrico teniendo en cuenta que son relativamente nuevos, aunque no olvidemos que como tecnología lleva muchos años inventada.

A la vista de los cambios que vienen surgen varias preguntas:

¿Son una evolución o una revolución las Baterías de Estado Sólido?

En nuestra opinión la revolución ha sido el cambio a la electrificación con todas sus variantes (eléctricos puros, híbridos enchufables, …), y lo que viene a partir de ahora se parece mucho más a una evolución lógica de la tecnología que a una revolución.

¿Se quedará obsoleto el coche electrificado que me compre hoy?

Nosotros no lo creemos, fundamentalmente porque los vehículos electrificados actuales ya cubren las necesidades de la gran mayoría de conductores y por lo tanto siempre van a tener un valor.
Además parece poco probable que toda la inversión que se ha hecho en la tecnología actual de baterías y puntos de carga, se vaya a tirar a la papelera. Probablemente los fabricantes que han hecho estas inversiones, que son todos, tengan aún que amortizarlas durante unos buenos años.

¿Tiene sentido esperar a que lleguen las baterías de electrolito sólido para comprarme un coche electrificado?

Si siempre esperáramos a la siguiente tecnología, nunca cambiaríamos, y por eso no vemos que tenga sentido esperar sine díe a la siguiente evolución. Después de una innovación siempre va a venir otra, así ha sido siempre y así seguirá siendo.

Deja un comentario

Artículos Recientes

Síguenos