Híbridos Enchufables

Elegir Coche
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Antes de comprar un híbrido-enchufable …

Debes tener en cuenta algunas consideraciones:

  • ¿Lo mejor de dos mundos, un motor eléctrico para tu día a día y la libertad de poderte ir con el donde quieras?

Es un poco verdad y un poco no, por un lado cuando vas en modo eléctrico estarás lastrando un motor de combustión y cuando la batería esté agotada y tengas que utilizarlo como un híbrido normal tendrás un peso extra de batería que penalizará en consumos. Pero por otro las grandes baterías son también pesadas, y si simplemente utilizas una pequeña parte de ella en tu día a día, el resto de la batería también te estará suponiendo un peso extra más allá de lo que habitualmente necesitas.

Por lo tanto ni en modo eléctrico será más eficiente que un vehículo eléctrico puro de autonomía ajustada a tus necesidades habituales ni en modo combustión “puro” será más eficiente que un vehículo de combustión convencional o un híbrido no enchufable equivalente. Pero a pesar de ello, puede ser el más eficiente para ti y tus necesidades, pero tienes que conocer bien sus ventajas e inconvenientes.

  • Unas prestaciones excelentes

Es cierto que la combinación de ambos motores nos lleva a prestaciones muy agradables. Respecto de un vehículo de combustión equivalente encontraremos unas aceleraciones excelentes y una extraordinaria suavidad en la conducción.

¿Pero y si no podemos utilizarlos conjuntamente porque no me queda batería?

Gran parte de las buenas sensaciones que transmiten estos motores provienen de la aportación conjunta del motor eléctrico y el de combustión. Tienes que tener en cuenta que si la batería de nuestro híbrido-enchufable se agota, el vehículo funcionará fundamentalmente con el motor de combustión y en ese caso el comportamiento cambiará, bien porque no obtengamos el mismo nivel de respuesta o porque la respuesta exija al motor de combustión y se traduzca en unos consumos más elevados respecto de un vehículo de combustión equivalente. Estos vehículos ofrecen distintos modos de conducción para que siempre puedas optimizar la manera de gestionar la batería en función de cada necesidad.

  • Unos consumos extraordinarios

Los consumos homologados bajo el ciclo WLTP se producen en unas condiciones determinadas. En el caso de este tipo de vehículos se realizan varias iteraciones de prueba partiendo siempre con la batería totalmente cargada. Como consecuencia de la forma en que se realizan las pruebas de homologación de consumos, estos vehículos híbridos-enchufables suelen conseguir unos datos de consumo de combustible y eléctricos muy atractivos.

¿Son realistas?  En la medida en que circules con la batería cargada y en unas condiciones de conducción similares a las del protocolo de homologación, serán tan realistas como lo son en cualquier otro vehículo. Pero si la batería no está cargada te encontrarás con consumos superiores a motorizaciones equivalentes solo de gasolina o diésel o híbridos no enchufadles equivalentes.

¿Y cuáles son las condiciones bajo las que se homologa?

Sin entrar demasiado en todo el detalle, en el ciclo WLTP se realizan tres iteraciones en los híbridos-enchufables y se parte con la batería llena. La duración total de cada uno de los ciclos es de 30 minutos en los que se realizan 23,3 kilómetros (53,5 km/h de velocidad media).

Si realizas un uso óptimo de tu vehículo y la mayoría de tus kilómetros los haces con la batería cargada, tus consumos pueden ser muy interesantes.
Si por el contrario la mayoría de tus kilómetros los vas a hacer con la batería descargada, bien porque no puedes cargar el coche de manera habitual o porque utilizas el coche para trayectos muy largos y solo los primeros kilómetros los harás con batería llena, quizás te lleves una sorpresa y debas pensar si es la mejor alternativa tecnológica.

  • La batería

Toda batería tiene una degradación y una vida útil. Simplificando mucho, ¿de qué depende de la degradación? de cómo la utilicemos (llevándola o no a los límites máximos de carga) y de los ciclos de carga.

Nivel de carga:
Hay cierto consenso en pensar que las baterías sufren más cuando las llevamos a los límites, cerca de su 100% de carga y cuando las agotamos al máximo. Y esto es lo que haremos con este tipo de vehículos, sacarles el máximo partido a su batería en el día a día.
Para proteger la batería ante estas situaciones la mayoría de fabricantes desarrollan las mismas con una capacidad útil inferior a su capacidad bruta. No obstante parecería lógico pensar que llevar al límite de esta capacidad útil a la batería de manera habitual puede tener un impacto en su degradación a lo largo de los años.

Ciclos de carga:
Lo normal también es que lo carguemos a diario y por lo tanto consumiremos los ciclos de carga de la batería antes que en un vehículo que carguemos más esporádicamente.

A pesar de lo dicho, para tranquilidad del usuario las baterías de estos vehículos suelen estar garantizadas por 5 años o 100.000 kms, aunque muchas marcas aplican la misma garantía que en eléctricos puros, 8 años y kilometrajes que van desde los 160.000 a los 240.000 kms.

Aunque lógicamente cada fabricante podrá tener unas condiciones de aplicación diferentes de dicha garantía.

Conclusión



En nuestra opinión los vehículos híbridos-enchufadles son tecnológicamente una opción muy interesante para usuarios que pueden cargar el coche de forma habitual, que utilizan el coche de forma habitual para moverse en ciudad o en trayectos en los que se optimiza el uso de la batería y que eventualmente necesitan también poder viajar con el coche.

Estos usuarios tendrán que tener el hábito de cargar el vehículo de manera regular y aunque en sus desplazamientos largos el coche pueda consumir más que uno gasolina o diésel equivalente, los ahorros en el día a día compensan con creces este «exceso» de consumo y emisiones.

Además en la mayoría de los casos se benefician del etiquetado «0 emisiones» de la DGT.

Pensamos por otro lado que no es la mejor alternativa tecnológica para aquellos que no tengan un lugar donde cargarlo habitualmente, o que a pesar de tenerlo vayan a utilizar el coche de forma habitual para desplazamientos largos que van mucho más allá de la autonomía en modo eléctrico del vehículo.

En Effimove puedes comparar una amplia gama de vehículos híbridos-enchufables (gasolina o diésel) con distintos tamaños de batería y autonomías, algunos superan los 100 kilómetros en modo eléctrico. Compara con otras tecnologías y cuando lo termines de tener claro pídenos oferta de tu mejor alternativa y nos pondremos a trabajar para que consigas el mejor precio.

Deja un comentario

Artículos Recientes

Síguenos