CARGAR SIN GARAJE, un reto que abordar

Coche eléctrico, Medioambiente, Movilidad

Intro

Uno de los grandes desafíos que afronta la transición a la movilidad eléctrica a medio plazo es, sin duda, cómo hacerla posible para aquellos que no tienen garaje. Es cierto que puede haber casos puntuales en los que en algún garaje pueda no ser posible instalar un punto de carga, pero no es lo normal.
Algunos usuarios que no tienen garaje con cargador, cuentan con la posibilidad de carga habitual en sus trabajos. Esto siendo una opción interesante, tampoco es lo habitual y ni podemos, ni debemos contar con ello como solución para la mayoría.
Por todo ello nos parece que cargar sin garaje es un reto mayúsculo que como sociedad debemos abordar si queremos desarmonizar el transporte privado.

Datos fundamentales

Antes de entrar en el tema en cuestión pongamos un poco de contexto:

Del total de ventas de coches, ¿cuántos son enchufables?

A día de hoy las ventas de coches enchufables (eléctricos puros e híbridos enchufables) representan alrededor del 12% de las ventas totales.

¿Cuántos coches hay en total en España?

El parque móvil en España es de cerca de 26 millones de turismos, con una antigüedad media de 14 años, que sin ser el tema de este post, es un dato que no deja de ser preocupante.

¿Cuántos garajes hay?

El dato del número de garajes es, según el INE (dato de 2.011), es de 3,7 millones. Lamentablemente no nos dice exactamente el número de plazas totales, pero asumiendo valores medios para aquellos casos que hay rangos de plazas (3 a 5, 6 a 10, …) podemos concluir que en España puede haber alrededor de 10 millones de plazas de garaje.

Esto quiere decir que como mínimo el 60% de los coches no duermen en garaje, algunas fuentes apuntan al 70%.

¿Están comprando coches enchufables aquellos que tienen la posibilidad de cargar cómodamente ?

La respuesta es que no, estamos muy lejos de que que todos aquellos que tienen la suerte de tener un garaje se estén decantando por la compra de vehículos enchufables de forma mayoritaria. Si entre el 30% y el 40% de las compras las hacen usuarios que tienen garajes, ¿por qué las ventas de enchufables son solo del 12%?

Pero aquí entraríamos en un análisis de ¿por qué no se venden más?

Y las razones son muy diversas:
– Muchos no son conscientes de todo lo que se podrían ahorrar con un coche enchufable (por eso Effimove pone a disposición de cualquier usuario el comparador de ahorros y beneficios para cualquier coche nuevo)
– Los precios de los coches eléctricos, sin contar ayudas y ahorros, son más caros que los de combustión
– La forma en que se gestionan los incentivos y ayudas a la compra son claramente mejorables
– La infraestructura de carga en viajes, aunque ya va siendo mejor, también es mejorable

Cargar sin garaje, ¿es posible?

En nuestra opinión es posible, pero no es fácil. En nuestra opinión, si no ayudamos a la carga a quienes no tienen un garaje, va a ser difícil que los vehículos enchufables superen en ventas a los que no lo son. Por ello creemos que es fundamental trabajar en soluciones para hacer accesible la carga a usuarios que no tienen garaje.

En España hay iniciativas muy interesantes, como la de Endolla Barcelona, la red de carga de BSM (Barcelona Servicios Municipales), que anunció hace unos días que había incrementado un 40% sus cargas en 2.023 Vs 2.022 y que cuenta ya con 717 electrolineras y 18.000 usuarios.

O como la iniciativa en Alcobendas con la instalación de un Punto de Carga muy sencillo, no necesariamente a velocidades ultra-rápidas pero de fácil acceso y que se integra perfectamente en el entorno urbano. Lo ha instalado Qwello:

Otra iniciativa interesantísima es la de Mercadona, que tiene una infraestructura de carga, ya no gratuita, pero sí fiable, a un coste razonable y a una velocidad más que interesante en todos sus supermercados.

Conclusión

Quedan por desarrollar muchas iniciativas para conseguir que cualquier persona, tenga o no un garaje, pueda acceder a un vehículo eléctrico y que su experiencia de uso sea óptima.

Afortunadamente no todas las inversiones en infraestructuras de carga se están orientando a la carga ultra-rápida que, siendo muy necesaria especialmente en viajes, es cara para ser la carga del día a día.

Debe mejorar y mucho en paralelo, como hemos visto, un desarrollo de soluciones para aquellos que no tienen la suerte de contar con un punto de carga en su domicilio.

Necesitamos conseguir que la mayoría tenga acceso, ya no solo a una carga rápida en viajes, sino una carga accesible y económica en su día a día, de no ser así el coche eléctrico puede acabar siendo peligrosamente discriminatorio. Cargar sin garaje no debe ser un freno tan importante para la electrificación del transporte privado.

¿Llegará el momento en que podamos cargar en cada farola de la calle?

Esperemos que sí, nos va mucho en ello

Deja un comentario

Artículos Recientes

Síguenos