LA INDUSTRIA EUROPEA VS LA COMPETENCIA CHINA

Industria

Contexto: Europa Vs la competencia de China

Aunque es evidente que el automóvil es una industria globalizada, y al competencia viene de múltiples regiones, lo que representa la llegada de coches eléctricos procedentes de China merece, en nuestra opinión, especial atención. 

Los fabricantes chinos han venido a Europa a ponerle las cosas muy difíciles a los fabricantes tradicionales. Hace muchos años se pensaba que los fabricantes chinos tendrían suficiente con abastecer a su ingente demanda interna, pero ese tiempo ya ha pasado y vienen decididos a competir fuera de sus fronteras. 

En términos de innovación, han dejado muy atrás el momento de copiar tecnología y se ha convertido en punta de lanza de la innovación en vehículos eléctricos. 

Respecto de la fabricación de baterías, son líderes a nivel global. Dos de los tres mayores productores mundiales de baterías son de origen chino, hablamos de CATL y BYD. 

Y en relación con la cadena de suministro también parecen estar haciendo bien los deberes. T&E (Transport&Environment) mencionaba hace unos días que “solo Tesla y Byd están haciendo lo suficiente para garantizar el suministro de cobalto, lito y níquel para cumplir sus objetivos de ventas en 2.030”. En ese mismo estudio se ponía también en valor un elemento crucial y es el uso de prácticas responsables para ese suministro y aquí BYD, la marca china considerada en el estudio salía seriamente perjudicada.

Estudio Transport and Environment

Cómo sobrevivir ante una competencia tan exigente

Innovación

Ante esta situación los fabricantes europeos, por su lado, también se están “poniendo las pilas” en el ámbito de la electrificación y en innovación, pero hay que recuperar un terreno perdido y no va a ser tarea fácil. 

Innovación

Acuerdos estratégicos

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Una de las formas de salir adelante está siendo la concreción de alianzas estratégicas con socios chinos, como ha hecho Stellantis con Leapmotor o Volkswagen con Xpeng, entre otros.

Aranceles

Una de las grandes suspicacias en Europa proviene de la legitimidad de esta competencia, que pueden estar recibiendo un importante apoyo estatal. 

La comisión europea ha iniciado una investigación sobre el apoyo del gobierno chino a los fabricantes nacionales de vehículos eléctricos, lo que podría dar lugar a nuevos aranceles.

Ayudas a la compra condicionadas indirectamente al origen del vehículo

Mas allá de los posibles aranceles que puedan revisarse a nivel europeo, los gobiernos tienen la potestad de beneficiar o no determinados productos mediante la fórmula que utilicen para incentivar la compra de vehículos eléctricos.

El primer gobierno en dar un paso adelante en este sentido ha sido el gobierno francés. En septiembre de 2.023 el gobierno anunció la reformulación de su sistema de incentivación para la adquisición de vehículos eléctricos. En el nuevo enfoque se consideran vehículos elegibles a efectos de ayudas en función de la cantidad de energía utilizada en su producción por su impacto en la huella de carbono.

Los vehículos fabricados en China, donde la mayor parte de su energía proviene de combustibles fósiles, especialmente carbón, están en una desventaja significativa bajo el nuevo programa de incentivos.

La sorpresa ha venido cuando dentro de esta lista de vehículos elegibles han quedado fuera vehículos tan populares como el Dacia Spring, Tesla Model 3 y MG 4. Estos vehículos son solo un ejemplo de los vehículos que son fabricados en China e importados en Francia y que quedarían excluidos de esas ayudas.

Como no puede ser de otra manera, esta fórmula no tiene en cuenta si la empresa productora tiene su sede en Francia o Europa y como consecuencia de ello, muchos coches de marcas del grupo Stellantis o Renault, también quedan fuera de estas ayudas. 

Conclusión

Nuestra impresión es que si nada cambia la industria europea tiene muy difícil competir con los productos chinos en términos de costes. Los dirigentes europeos lo saben bien y por esta razón se están articulando medidas que tiene un cierto cariz “proteccionista”.

Queda por ver si a este ejemplo de Francia le siguen políticas similares por parte de otros países europeos.

Las consecuencias que se pueden derivar de este tipo de actuaciones son difíciles de prever. No parece esperar que ante medidas de este tipo el gobierno Chino se quede “cruzado de brazos”. 

Desde hace ya algún tiempo se rumorea que SAIC Motor (matriz de MG) está buscando un lugar en el que poder implantar una fábrica en Europa. Lo que le permitiría producir coches eléctricos localmente que serían elegibles de ayudas a la compra como las que plantea el gobierno francés.

Por un lado parece que frenar la competencia con medidas proteccionistas está lejos de ser el camino. Pero por otro poner en riesgo buena parte de la industria del automóvil en Europa con el peso económico e industrial que representa, también es delicado. 

No podemos obviar lo que significa esta industria en Europa. Según datos de ACEA:
Se fabrican 13,1 millones de vehículos, furgonetas, autobuses y camiones
– Supone el 7% del PIB de la Unión Europea
– Hay 164 fábricas
Emplea a 13 millones de europeos (directos e indirectos), un 7% del total del empleo

Definitivamente hay mucho en juego así que más nos vale ser certeros en las decisiones importantes.

Coches en puerto a espera de embarque

Deja un comentario

Artículos Recientes

Síguenos